Tendencias en el uso de materiales en el sector del packaging

La industria del packaging ha experimentado una transformación en los últimos años como consecuencia del auge del comercio electrónico, de la digitalización de la cadena de suministro para dar respuesta a las mayores exigencias de rapidez y eficacia en la provisión de mercancías, y de la creciente conciencia medioambiental, que se refleja en normativas más estrictas.

 

Además, la crisis sanitaria causada por la pandemia de Covid-19 se ha convertido en otro factor con un impacto enorme en el sector. Por un lado, está acelerando la consolidación del comercio online, y, por otro, ha introducido elementos específicos a tener en cuenta en la fabricación y distribución de embalajes, que influyen, por ejemplo, en la elección de los materiales.

 

La influencia de la crisis sanitaria

 

Antes de la irrupción de la pandemia que ha transformado nuestras vidas, la industria del packaging trabajaba en una dirección marcada por factores como:

 




Sostenibilidad

 

Regulaciones gubernamentales más exigentes y una conciencia ciudadana más sensibilizada invitaban a los fabricantes a asumir su responsabilidad social en la lucha contra la contaminación generada por los envases, tanto en el proceso de producción como al final de su vida útil. Entre las tendencias más comunes se encuentran: la utilización de materiales reciclados, reciclables, reutilizables y biodegradables/compostables; la reducción del uso de materias primas fósiles; o los diseños adaptados al producto para evitar el exceso de embalaje y, por tanto, minimizar la generación de residuos.  


Personalización

 

El packaging es una herramienta de marketing, un soporte publicitario que, cada vez más, las empresas aprovechan para llamar la atención del consumidor y desmarcarse de la competencia.
 


Transparencia

 

Los envases transparentes, sobre todo en alimentación, permiten ver el contenido, cosa que genera confianza en el consumidor.

 


Funcionalidad


Una experiencia de uso satisfactoria influye en la fidelización. Embalajes adecuados al producto, fáciles de abrir, con el tamaño necesario y que faciliten la devolución en caso de incidencia.

 

 

 

  

Las medidas adoptadas como consecuencia de la pandemia de Covid-19 han acelerado y consolidado estas tendencias. El comercio online ha crecido en todos los sectores, especialmente en la alimentación; y el farmacéutico ha visto cómo se ha disparado la demanda de productos de protección contra el coronavirus, como mascarillas y geles hidroalcohólicos.

 

La funcionalidad, con embalajes adaptados al uso individual, que proporcionen una buena experiencia de consumo, por ejemplo, en los pedidos de comida para llevar, se ha convertido, más que en una tendencia, en una necesidad. También el packaging transparente, muy necesario en productos alimentarios de cuarta y quinta gama.

 

Siguiendo en el sector alimentario, una característica imprescindible de los envases, acentuada por la pandemia, es que superen los procesos térmicos con las máximas garantías de seguridad. Los plásticos termo-conformados soportan la esterilización, el llenado en caliente y el uso en microondas.

 

Respecto a la sostenibilidad, quizás en un primer momento la emergencia sanitaria dejara este factor un poco de lado, pero para que la industria sea sostenible, tanto a nivel económico como medioambiental, el uso de materiales respetuosos con el entorno y el principio de residuo mínimo deben seguir marcando la agenda. Los bioplásticos, el cartón reciclado y los envases reutilizables tienen aún un largo camino por recorrer.

 

¿Hasta cuándo se usarán los embalajes de cartón?

 

De la misma manera, el cartón tiene una larga vida por delante en la industria del packaging. El auge del comercio online, su percepción como material higiénico y respetuoso con el medioambiente, su versatilidad para el desarrollo de soluciones muy diversas, y las regulaciones que penalizan el uso de plásticos no reutilizables son factores que favorecen el crecimiento de este material. 

poroso_latas_tomate


Según datos de la Asociación Española de Fabricantes de Envases y Embalajes de Cartón Ondulado (AFCO), la producción de cartón corrugado aumentó un 4,4% en 2019, y un 0,6% más en 2020 hasta alcanzar los 5.552 millones de m2, lo que supone ocho años consecutivos al alza (un 32% más en el total del periodo).

 

Las necesidades higiénicas y de prevención relacionadas con la crisis sanitaria han propiciado una mayor demanda de cajas y bandejas desechables para material sanitario, alimentos y productos de primera necesidad en equipamientos sociales.

 

¿Se eliminará el plástico?

 
envases_plastico_marcaje

Las prestaciones que ofrece el plástico en sectores como el agroalimentario, farmacéutico, químico, o cosmético son insustituibles. Como titulábamos uno de nuestros últimos artículos: Unpopular opinion: el plástico es necesario. Ahora bien, las normativas gubernamentales, tanto comunitarias como estatales, van en la línea de erradicar aquellos materiales que no puedan ser recuperados para su reincorporación en la cadena de suministro. Es el caso, por ejemplo, de las bolsas de plástico oxofragmentable, responsables de los microplásticos que contaminan los océanos.


La UE aprobó en 2019 la Directiva sobre Plásticos de un Solo Uso, que obliga a los países de la UE a aplicar una serie de medidas contra los plásticos desechables que más comúnmente se encuentran en las playas europeas. Bajo lo recogido en dicha normativa europea, el sábado 3 de julio, entra en vigor la prohibición de determinados productos plásticos de un solo uso, como bastoncillos de algodón, pajitas, palillos y cubiertos, platos, tallos de globos, así como envases de poliestireno expandido para comida y bebidas para llevar. Además, la Comisión Europea contempla un impuesto a los envases de plástico no reutilizables que gravará la fabricación de productos plásticos de un solo uso (0,45€ por Kg de envase), mientras que establece el objetivo de alcanzar el 90% de recogida de las botellas de plástico, que, para 2030, deberán contener al menos un 30% de componentes reciclados.

 

Los fabricantes de embalajes de plástico están desarrollando nuevos materiales bioplásticos y potenciando tanto las soluciones monomateriales como el reciclaje y la reutilización para adaptarse a las nuevas exigencias normativas y a la mayor conciencia medioambiental de la sociedad.

 


Palés de plástico, una alternativa en alza

El sector industrial está sacando provecho a las prestaciones del plástico mediante el desarrollo de nuevas aplicaciones, como es el caso de los palés, tradicionalmente fabricados con madera. Entre las ventajas que ofrecen, se encuentran:

 
  • Ligereza. Pesan un 30% menos que los palés de madera, cosa que repercute en los costes de transporte.

  • Higiene. Su limpieza y desinfección es muy sencilla.

  • Larga vida útil sin deterioro.

  • Manipulación segura. Reducen el riesgo de accidente.

  • Reciclabilidad y facilidad de reutilización.

  • Apilabilidad. Los palés de plástico son muy resistentes y apilables, lo que favorece la optimización del espacio de almacén. Además, existen soluciones adhesivas para evitar el desplazamiento.

 
 
 
Plastic pallets_Labeling

Cualquier opción de embalaje, tanto para productos primarios, como secundarios y terciarios, requiere una solución de marcaje y codificación adecuada. En UBS, disponemos de los mejores equipos de impresión, optimizados para dar respuesta a cualquier necesidad. Contacta con nosotros y estudiaremos tu caso.

 

  • COMPARTIR EN:

Relacionados

¿Qué equipo UBS necesito?

Si ha llegado hasta aquí, entendemos que tiene alguna necesidad de etiquetado, codificación o marcaje de sus productos, cajas o pallets. Puede que

Una tinta para cada solución de marcaje

Las tintas de UBS garantizan la mejor resolución y calidad en el marcaje. Nuestro equipo de ingenieros químicos ha creado las mezclas perfectas para nuestras

.