El etiquetado de mercancías peligrosas

 

Si el etiquetado resulta fundamental en cualquier producto, aún lo es más en el caso de las llamadas mercancías peligrosas. La etiqueta contiene la información necesaria para saber cómo manipularlas, qué precauciones se deben tomar en su transporte y almacenamiento, y los detalles respecto a su origen y destino. En definitiva, aporta todos los datos que debe conocer cualquiera de los agentes que intervienen en la cadena de suministro, lo cual es una garantía para minimizar los riesgos.

bicolor_ReglamentoReachCLP

 

Existen nueve divisiones principales entre las mercancías peligrosas, algunas de las cuales distinguen subcategorías de productos:

 

1.- Materias y objetos explosivos: se dividen en seis clases, todas con etiqueta naranja. Como indica la denominación, incluye a todos aquellos productos susceptibles de explotar durante su manipulación.

 

2.- Gases: dentro de esta categoría, encontramos los gases inflamables al contacto con el calor (etiqueta roja), los inflamables no tóxicos (etiqueta verde) y los gases tóxicos (la etiqueta contiene una calavera negra sobre fondo blanco).

 

3.- Materiales líquidos inflamables: llevan etiqueta roja.

 

4.- Sólidos inflamables y sustancias que puedan entrar en combustión espontánea: esta categoría comprende los sólidos inflamables (etiqueta con franjas blancas y rojas en vertical), las sustancias con riesgo de sufrir combustión espontánea (etiqueta dividida en una mitad blanca y otra roja), y las que pueden inflamarse al entrar en contacto con el agua (etiqueta azul).

 

5.- Sustancias comburentes y peróxidos orgánicos: las sustancias comburentes llevan una etiqueta amarilla con una llama dentro de un círculo en la parte superior, mientras que en los peróxidos orgánicos la etiqueta es roja.

 

6.- Materias tóxicas e infecciosas: se dividen en sustancias tóxicas letales en caso de ingesta (se marcan con una calavera sobre fondo blanco) e infecciosas (en lugar de calavera, en la etiqueta aparecen tres lunas superpuestas).

 

7.- Sustancias radioactivas: la etiqueta indica si la radioactividad es de tipo I, II o III.

 

8.- Sustancias corrosivas: los contenedores de este tipo de sustancias deben ir marcados con un pictograma blanco en la parte superior y negro en la inferior. En la parte superior, incluye el icono de dos tubos de ensayo que vierten su contenido sobre una mano y sobre una superficie.

 

9.- Sustancias con peligros diversos: esta categoría incluye el resto de sustancias peligrosas, que van marcadas con una etiqueta blanca (con rayas negras verticales en la parte superior).

 

Todas estas etiquetas van acompañadas con el número correspondiente al tipo de mercancía peligrosa y su subcategoría.

 

Los reglamentos REACH-CLP

Desde enero de 2009, las mercancías consideradas peligrosas están sometidas en la Unión Europea al cumplimiento del Reglamento CLP, sobre clasificación, etiquetado y envasado de sustancias y mezclas. Esta normativa recoge los criterios internacionales del Sistema Globalmente Armonizado de Clasificación y Etiquetado de Productos Químicos (GHS).

 

Además, este tipo de sustancias debe cumplir la legislación REACH, vinculada al anterior, que se encarga del registro, evaluación, autorización y restricción de sustancias y preparados químicos. Los fabricantes e importadores están obligados a informar sobre las propiedades fisicoquímicas y los efectos para el medioambiente y la salud de sus productos.

 

Así, además de la clasificación en las nueve clases de mercancías peligrosas, las etiquetas han de contener información como:

  • Los datos de contacto del proveedor.

  • La cantidad de la sustancia o mezcla contenida en el envase.

  • El identificador de producto, el mismo que aparezca en la Ficha de Datos de Seguridad.

  • Los pictogramas de peligro bicolores (rojo y negro).

  • La palabra de advertencia correspondiente (peligro o atención).

  • Los indicadores de peligro, cuando la sustancia o mezcla está clasificada como peligrosa.

  • Consejos de prudencia.

  • La información suplementaria sobre propiedades físicas, efectos sobre la salud, o reglas particulares de envasado.

 Reglamento_Reach_CLP_Etiquetado_Mercancías_Peligrosas

                Pie de la imagen: Fuente

 

El Reglamento CLP establece también las características físicas de las etiquetas: dimensiones en función de la capacidad del envase, disposición y tamaño de cada elemento.

 

Las impresoras de UBS, la mejor solución

Para responder a las necesidades de máxima precisión que requiere el marcaje, codificación y etiquetado de mercancías consideradas peligrosas, UBS dispone de los equipos de impresión que ofrecen las mejores garantías, diseñados para su fácil integración en cualquier línea de producción.

 Mrx_bicolor_Equipo_Impresión

 

Nuestras impresoras inkjet de alta resolución APLINK MRX Bicolor están especialmente indicadas para la impresión de pictogramas y textos conforme a los reglamentos REACH-CLP. Sus dos cabezales de impresión, con dos fuentes de tinta, permiten reproducir imágenes, fechas de caducidad y todo tipo de códigos de barras 100% legibles y compatibles con los estándares de GS1 para embalajes secundarios.

  • COMPARTIR EN:

Relacionados

¿Qué equipo UBS necesito?

Si ha llegado hasta aquí, entendemos que tiene alguna necesidad de etiquetado, codificación o marcaje de sus productos, cajas o pallets. Puede que

Una tinta para cada solución de marcaje

Las tintas de UBS garantizan la mejor resolución y calidad en el marcaje. Nuestro equipo de ingenieros químicos ha creado las mezclas perfectas para nuestras

.